Teatro Colón, septiembre pero de… 1908




 

Fue el estreno mundial de la ópera Aurora, de Héctor Panizza. Esta fue la primera ópera estrenada en la temporada inaugural del segundo y actual edificio del Teatro Colón. El fervoroso público le pidió al tenor los primeros bises del aria que en 1945 fue decretada como “saludo a la bandera”.



Por Virginia Chacon Dorr.

 

Fue el estreno mundial de la ópera Aurora, de Héctor Panizza. Esta fue la primera ópera estrenada en la temporada inaugural del segundo y actual edificio del Teatro Colón. El compositor dirigió la obra en las presentaciones de ese año, el día del estreno fue el sábado 5 de septiembre (repitió el 6 , 8, 9 y 11). El libreto es de Luigi Illica, nombre rutilante en el firmamento del género, que tiene en su currículum nada menos que obras como La Bohème, Tosca y Madama Butterfly de Giacomo Puccini; y Andrea Chénier de Umberto Giordano. El compositor y el libretista trabajaron junto al escritor y periodista argentino Héctor Cipriano Quesada, quien aportó su conocimiento a la creación del contexto histórico de la obra.

Aurora formó parte del espíritu celebratorio del centenario de la Revolución de Mayo. Así su temática gira en torno a la lucha independentista de 1810 en Córdoba, sus tres actos e intermezzo heróico están hilados por la trágica historia de amor entre Aurora (hija de un jefe realista) y Mariano (novicio patriota). Para el estreno de esta obra los amantes fueron encarnados por la soprano Maria Farnetti y el tenor Amadeo Bassi. El fervoroso público le pidió a este tenor los primeros bises del aria que en 1945 fue decretada como “saludo a la bandera”. En ese año se produjo, también sobre el escenario del Teatro Colón, el estreno de la obra en su versión en castellano  para las celebraciones del 9 de Julio. Los asistentes de honor a la velada patriótica fueron el presidente Edelmiro Julián Farrell y el coronel Juan Domingo Perón. En esta ocasión la pareja protagonista fue encarnada por la soprano Delia Rigal y el tenor Antonio Vela. Josué Quesada (hijo del argumentista de la obra, H. C. Quesada) y Ángel Petitta fueron los traductores de la ópera al castellano; y el director de orquesta fue -al igual que en la ocasión del estreno mundial- su compositor Héctor Panizza.

Es importante mencionar que, en su estreno original de 1908, este “gran acontecimiento artístico” (así anunciado en el programa) fue interpretado por el cuerpo de artistas de la Gran Compañía Lírica Italiana. El trabajo de esta compañía predominó en el Colón desde 1908 hasta la creación de los cuerpos estables en 1925, bajo la presidencia de Marcelo Torcuato de Alvear. Hasta ese entonces el Teatro Colón desplegaba sus actividades con un régimen de explotación mixta entre el estado y concesionarios privados.

Era costumbre de la época que los programas cuenten con gran riqueza de información sobre la obra. En este caso figuran una transcripción a mano para piano y voz de secciones de la ópera y los bocetos que se reproducen junto a este artículo.

 

*Agradecemos el material proporcionado por el Centro de Documentación del Teatro Colón.

 



Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


La canción que John Lennon escribió inspirado en Beethoven
nota

La canción que John Lennon escribió inspirado en Beethoven

Si leemos sobre los métodos de composición de Los Beatles nos damos cuenta de que obtuvieron ideas de todas partes. Aquí te mostramos como Beethoven también ha inspirado a John Lennon en una canción que luego sería uno de los grandes éxitos de los cuatro de Liverpool.

La pandemia que cambió para siempre a la música
nota

La pandemia que cambió para siempre a la música

Hace seiscientos años un virus azotó con fuerza al mundo occidental. Una enfermedad tan mortal que en solo unos pocos años exterminó a la mitad de la población de Eurasia. La peste negra tuvo un tremendo impacto en la historia de occidente y la música, obviamente, no fue la excepción. El incipiente ámbito musical de esa época atestiguó algunos eventos más que extraños y, paradójicamente, germinó lo que hoy conocemos como música clásica.

Melomanía en la era digital
nota

Melomanía en la era digital

Gracias a la revolución digital, los melómanos tenemos acceso a una cantidad inimaginable de obras y artistas. Lo que antes era inconseguible, hoy se encuentra a la inmediata distancia de un clic. No obstante, este mundo de plataformas, algoritmos y aparente panacea de escucha democrática sigue estando en deuda con los amantes de la música clásica.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería