Maravillosa presentación de la Orquesta de Cámara Kiev Virtuosi



PH: Enrico Fantoni

Como parte de su gira internacional tocaron en el Ciclo Nuova Harmonía en el Teatro Coliseo.

 

Por Sabrina Abalo.

 

Con una presentación muy cálida el  violonchelista  y también director de la orquesta  abrió el concierto, dijo palabras  simpáticas y emotivas , manifestó que se sentían todos muy contentos de estar en Buenos Aires, en el lugar que define como la capital cultural más importante de Sudamérica y mencionó al Teatro Colón como un lugar maravilloso por su acústica entre las bondades más importantes.

La orquesta fue creada en 2016 junto con su director y notable grupo de músicos ucranianos, todos ganadores de competencias internacionales conforman esta orquesta de cámara de muy alto nivel “Kiev Virtuosi”.

Se escuchó un programa variado y equilibrado a la vez, con una despampanante interpretación del concierto en versión para violonchelo y orquesta en manos de Yablonsky, compartiendo una prolija dirección con el primer violín, Taras Yaropud. La obra es exigente y tiene una amplia extensión del registro del instrumento, sin embargo se lo observó tocando  con una sobrada  comodidad destacando permanentemente  un sonido  “amoroso” del cello, casi como si el público pudiera acariciarlo. ¡una maravilla!

Toda la primer parte del programa con una interpretación uniforme, matices, fraseo y particularmente fue asombroso escuchar los finales de cada obra: sonido exacto e inmediatamente el silencio que acompaña la obra. Una prolijidad extrema.

La segunda parte, el conjunto comienza con la obra más contemporánea del programa elegido: los “Paisajes Marinos” de Shor, un compositor muy joven nacido en la Capital de Ucrania, de donde es procedente la orquesta. Kazazian, el violín solista tocó con una enérgica “casi eléctrica” postura, se notó un dominio sobre la obra realmente extraordinario, una partitura tonal muy accesible al oído y con algunos pasajes bastante románticos sobre todo en los momentos protagónicos del violín. La obra de Grieg fue la encargada de cerrar el concierto, con la “Suite Holberg” originariamente creada para piano pero que al poco tiempo el compositor decidió orquestar, coronaron una noche totalmente desacantonada, al contrario, se mostraron eficientes, disciplinados y amantes del “buen tocar”.

Sin demasiados ruegos del público entusiasta, realizaron dos bises, el primero Fiddle Faddle de Leroy Anderson a un tempo muy veloz y por último el director se retiró del escenario y la orquesta tocó impresionantemente El vuelo del Moscardón de Rimsky Korsakov realmente un poderoso vuelo, el gran vuelo de los virtuosos!

 

 

Programa:


1° parte:

Concierto para viola y orquesta en Do menor - Henri Gustave Casadesus (1879 – 1947)  en versión para violonchelo, inspirado en Johann Christian Bach: Allegro molto maestoso, Adagio molto espressivo y Allegro molto enérgico. Solista: Dmitry Yablonsky, cello. Adagio y Fuga en Do menor  - Wolfgang  A. Mozart

Sinfonía para cuerdas N° 10 en Si menor  - Félix Mendelssohn – Bartholdy ( 1809 – 1847): Adagio, Allegro, Piú presto.

2° parte:

Seascapes (paisajes marinos) – Alexey Shor (1970 -  ): Faro abandonado, Deriva solitaria, Tormenta en cierne, Chaparrón de verano. Solista: Haik Kazazian, violín.

Suite en estilo antiguo “De los tiempos de Holberg”, Op 40 – Edvard Grieg (1843 – 1907): Praeludium (Allegro vivace), Sarabande (Andante), Gavotte (Allegretto), Air (Andante religioso), Rigaudon (Allegro con brio).
 

 




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Orquesta Filarmónica de Buenos Aires: Ravel en el cierre de la temporada 2019
Reseñas

Orquesta Filarmónica de Buenos Aires: Ravel en el cierre de la temporada 2019

En este evento de cierre del ciclo de conciertos de la OFBA, dirigida nuevamente por su director titular, el maestro Enrique Arturo Diemecke, el programa se integraba en su totalidad por música del compositor francés Maurice Ravel (1875 – 1937): El concierto para piano y orquesta en Sol mayor, y la sinfonía coreográfica “Daphnis et Chloé”; obras con las que el público pudo embarcarse en un viaje de exploraciones sonoras que iban desde los lenguajes del jazz de la década de 1920 hasta las alegorías de deidades y seres mitológicos de la Antigua Grecia.

Buena “Armide” de Lully, desastroso “Orfeo Ed Euridice” de Gluck.
Reseñas

Buena “Armide” de Lully, desastroso “Orfeo Ed Euridice” de Gluck.

En una semana se vio en la ciudad una respetable versión de la “Armide” de Lully en versión reducida en el Teatro 25 de Mayo y presentado por el ISATC y una desastrosa de “Orfeo ed Euridice” de Gluck en el abono lírico del Colón. Lo primero fue importante, lo segundo indigno del Colón.

John Eliot Gardiner, Monteverdi Choir, y The English Baroque Soloists en un concierto indispensable.
Reseñas

John Eliot Gardiner, Monteverdi Choir, y The English Baroque Soloists en un concierto indispensable.

Finalmente, el director llegó con los dos conjuntos que fundó: el Monteverdi Choir y The English Baroque Soloists; lo hizo como parte de una gira latinoamericana que no pudo incluir Chile debido a los disturbios, y con un programa que combinó a tres italianos (Monteverdi, Carissimi y D. Scarlatti) con un inglés, H. Purcell. En un solo programa no se puede abarcar todo lo que uno quisiera, y quedaron afuera nada menos que Bach y Händel; ello no obstante, fue una gran experiencia.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería