Un lujo italiano abrió la temporada del Mozarteum Argentino



 

PH: Liliana Morsia

Con una formación de 14 músicos, se presentó en el Teatro Colón La Venice Baroque Orchestra. Fundado hace 22 años por el clavecinista Andrea Marcon, este ensamble es reconocido como uno de los mejores intérpretes de la música de los siglos XVII y  XVIII.

 

Por Sabrina Abalo.

Función: Martes 23 de abril 2019.

 

La joven agrupación cuenta ya con una notable trayectoria, reconocimientos de la crítica internacional y varios premios importantes como Diapasond’Or, Echo Award y Edison Award, entre otros.

El programa estuvo compuesto casi en su mayoría por obras maestras del gran compositor veneciano Antonio Vivaldi, en la primera parte se escuchó Sinfonía en Do mayor para cuerdas y bajo continuo de “L’Olimpiade”, Concierto a cuatro n.3 en Re mayor para cuerdas y bajo continuo de Baldassare Galuppi, Sinfonía en Sol mayor para cuerdas y bajo continuo de Benedetto Marcello, Concierto en Fa mayor para violín, cuerdas y bajo continuo, “Per la solennitá di San Lorenzo” y Concierto en Mi menor para violín, cuerdas y bajo continuo, estos últimos de  Vivaldi.

Desde el comienzo, con los primeros y enérgicos compases de la sinfonía (recordemos que para la época “sinfonía” era una pieza orquestal que antecedía a una ópera), la orquesta tuvo una delicada performance, sonó muy correcta, respetando con exactitud la esencia de las obras barrocas. En la mitad de la primera parte se sumó al grupo el destacado violinista Giuliano Carmignola con un gran desenvolvimiento. Las obras presentan una importante demanda técnica y Carmignola demostró tener sólidas herramientas  para atravesarlas con total soltura.

Coronando la segunda parte del programa la orquesta ofreció los 4 conciertos más conocidos y dramáticamente expresivos de la historia del barroco tardío: Las 4 estaciones de Antonio Vivaldi que fueron interpretadas con gran virtuosismo, donde el carismático violinista trevisano tocó ensamblado a este grupo con una destreza admirable y mostró tener un manejo muy profundo de las obras llevándolos a todos los integrantes a pasear por los constantes cambios climáticos, que justamente las estaciones sugieren. Bien plantado sobre el escenario, tocó con confianza, elegancia y una simpatía muy medida, creó un paraíso de musicalidad y demostró ante la sala que no se necesita demasiada solemnidad para tocar acertadamente partituras de esta envergadura.

Podría definirlo como el “encantador de públicos exigentes”, que cambió tempestivamente el aire del lugar por sensaciones auditivamente barrocas.

Un buen dato: los violines que toca Giuliano Carmignola son un Florenus Guidantus (Bolonia 1739) y un Pietro Guarneri (Venecia 1733).




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Y al tercer mes, el Real resucitó
Reseñas

Y al tercer mes, el Real resucitó

El Teatro Real de Madrid ha vuelto a la vida tras el parón obligado por la pandemia Covid 19. Y lo ha hecho con muchas medidas de precaución, todas muy estudiadas y realizadas con precisión. Desde establecer tramos horarios para la entrada según las ubicaciones de las localidades a salidas ordenadas por filas a fin de evitar aglomeraciones.

La última Giselle antes del covid-19 en la Ópera de París
Reseñas

La última Giselle antes del covid-19 en la Ópera de París

En Febrero de este año, justo antes de esta pandemia mundial en la que prácticamente el globo entero quedó confinado a la reclusión en sus respectivos hogares, tuve el honor y la suerte de encontrarme en Francia, en el mismo momento en que en la Ópera de París se daría (sin que supiéramos aún) una última función de ballet, en esta oportunidad se deleitó al público asistente con la magnífica obra Giselle. Al día siguiente de la función me recibió en su camerino Ludmila Pagliero, la Étoile elegida para dar vida al rol principal.

Star Wars, una nueva esperanza, en concierto
Reseñas

Star Wars, una nueva esperanza, en concierto

El Teatro Colón ha ofrecido en muchas otras oportunidades la posibilidad de unir lo que se ve en la pantalla cinematográfica con música en vivo. En general han sido bien elegidas y fueron un aporte interesante. Al azar: “Koyaaniskatsi”, cuyas vertiginosas imágenes fueron acompañadas por la música de Philip Glass dirigiendo el autor un grupo instrumental; las tres películas mudas de Luis Buñuel con la música de Martín Matalón; más lejos en el tiempo, el mismo compositor argentino realizó una musicalización de la obra maestra muda de Fritz Lang, “Metrópolis”; y creo recordar otra obra de Lang, “Los Nibelungos”, vista en el Colón aunque con música de otro compositor.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería