Una excelente Gala con un variado repertorio en el Teatro Coliseo



GALA DE BALLET ELEONORA ABBAGNATO Y ÉTOILES ITALIANAS EN EL MUNDO A cargo de DANIELE CIPRIANI.

 

Una excelente Gala con un variado repertorio, deleitaron con hermosos y emblemáticos pas de deux clásicos, dos solos masculinos propios de un bailarín con formación en la compañía de la legendaria Pina Baush, un par de dúos genuinos llenos de pasión con excelente técnica neo-clásica, no faltó la impronta de Balanchine que también se hizo presente en esa noche y finalizando un cierre con una coreografía propia de Roland Petit quien fuera el elegido por la Abbagnato para conmemorar en este Gala.

 

Por Luz Lassalle.

 

Comienza la velada con una voz en off en frances que refiere "La noche de amor escondido" inmediatamente se hacen presente dos almas danzantes en un delicado Adagio neo-clásico creada en los años 70 para la mismísima Maya Plisetskaya, estamos ante La rose Malade, dejando lucir a la grand Étoile de la Ópera de París Eleonora Abbagnato con sus explendidos arabesques y su gracia sobre las puntas de los pies acompañada de otro gran intérprete Giuseppe Picone.

Coreografía: Roland Petit. Música: Gustav Mahler. Con: Eleonora Abbagnato y Giuseppe Picone.

Para el segundo número se disfrutó una variación masculina. Who Cares? con un bailarín con rítmica y gracias propias del estilo del Jazz de los años 70

Coreografía: George Balanchine. Música George Gershwin. Con: Amar Ramasar.

El tercer momento llegó desde la platea,el bailarín atravesó la sala para presentarse en el escenario con una coreografía propia, Al Faro, un extracto de excelentísima calidad escénica, con claro manejo del cuerpo y de un lenguaje corporal con esencia característica de la Baush, una iluminación claramente definida y bien utilizada que lo acompañó durante toda la secuencia.

Coreografía: Damián Ottavio Bigi. Música: Amón Tobin. Con: Damián Ottavio Bigi.

Se da lugar entonces a tres renombradas piezas clásicas cada una con su estilo, La Sylphide, llena de gracia, simpatía y ese espíritu platónico de los amores imposibles. La suite del acto III de Carmén, cargada de pasión, traición y muerte, y para finalizar se presentó el pas de deux del cisne blanco del Acto II de El Lago de los cisnes, etérea, pura, en-soñadora y envolvente. Todas estas piezas contaron con admirable técnica de sus bailarines, bien enfocados en el rol que interpretaron.

La Sylphide: Coreografía: A. Bournonville. Música Lovenskiold. Con Svetlana Lunkina, Francesco Gabriele Frola.

Carmen: Coreografía: Jiri Bubenicek. Música: Bizet. Con: Sussana Salvi, Amar Ramasar, Alessio Rezza.

El lago de los cisnes: Coreografía: Lev Ivanov. Música: Chaikovski. Con Flavia Stocchi, Giuseppe Picone.

Para cortar con el clasicismo nuevamente aparece Bigi, en Les Indes Galantes siendo él intérprete de su propia creación, maravillando nuevamente con esa plasticidad corporal acorde al lenguaje utilizado, en esta ocasión respondiendo a un fondo de sonido de voces que se irán tornando cada vez mas presentes superponiéndose con tambores y violines.

Coreografía: Damiano Ottavio Bigi. Música Jean-Philippe Remau. Con Damiano Ottavio Bigi.

Momento para el pas de deux del Acto III de Don Quijote, no faltó la fuerza y gracia que caracteriza esta obra, que a muchos nos lleva directamente al gran Baryshnicov. Saltos, giros con esa impronta española que desparrama alegría entre tanta música festiva que invita a la admiración.

Coreografía: Laurent Hilaire, M Baryshnikov. Música: L. Minkus. Con Susanna Salvi, Alessio Rezza.

La ocasión le abre paso Le Parc, nuevamente el público quedó deleitado con esta pieza coreográfica, fresca, armoniosa, un pas de deux de lineas neo-clásicas lleno de amor, sensualidad y atractivos enlaces que incluyen un eterno beso que toma vuelo para desarmarse en un final completamente pasional, muy bien llevado acabo por sus intérpretes, que lograron empaparse en éste hálito de amor sin fronteras.

Coreografía: Angelin Preljocat. Música: Morzart. Con Eleonora Abbagnato, Benjamin Pech.

Lo último de índole clásica elegido para esta Gala fué el pas de deux del Acto II de El Corsario, como era de esperar los bailarines brillaron por su técnica, gracia y conexión entres sí, no faltarón los grandes saltos de la variación masculina ni los famosos rond de jambe fouettés de la femenina.

Coreografía: Marius Petipá. Música: Ricardo Drigo. Con Svetlana Lunkina, Francesco Gabriele Frola.

Para cerrar se eligió nuevamente una pieza de Roland Petit, con música de Irvin Berlin, Cheek to Cheek, cálida, fresca y divertida. En escena una mesa, dos sillas y una pareja, Alessio Rezza y Eleonora Abbagnato con inagotables subidas y bajadas reutilizando una y otra vez la utilería presentada, los bailarines se desenvolvieron con amplia gracia y gestualidad a merced de la estética requerida. Se sumarán a esta escena todos los bailarines que pasaron por el escenario manteniendo el atractivo y la línea de la obra original de Petit, provocando aplausos al ritmo de la música por parte del público cual se nota deleitado con tan notables Étoiles del ballet.




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


La Juvenil San Martín cumple 25 años y está en pleno
Reseñas

La Juvenil San Martín cumple 25 años y está en pleno

Qué alegría y qué “tour de force” llegar a los 25 años de la Orquesta Juvenil Nacional José de San Martín, fundada por Mario Benzecry, que la sigue dirigiendo gallardamente a los 81 años. Benzecry estuvo ligado durante largos años previos a la vida musical venezolana y allí conoció admirado el método de José Antonio Abreu, esa pirámide de orquestas infantiles y juveniles que llegaba a su cima con la Simón Bolívar que aquí conocimos con un Dudamel joven y produjo fuerte impacto.

The Sixteen Choir and Orchestra ofrecieron "Israel en Egipto" en Madrid
Reseñas

The Sixteen Choir and Orchestra ofrecieron "Israel en Egipto" en Madrid

Ha sido muy inteligente y sensible, la propuesta del Auditorio Nacional de Madrid, Universo Barroco, de ofrecer en tiempos fronterizos de la Semana Más bien intentaremos acercar al oyente al pensamiento de que la música adecuada en determinadas celebraciones, puede contribuir a cierto sincretismo religioso civilizado y solidario, favorable al entendimiento y la convivencia entre distintos pueblos.

Pero Mr. Pountney, ¿por qué tantos trenes?
Reseñas

Pero Mr. Pountney, ¿por qué tantos trenes?

Continúa Riccarado Chailly, director artístico de La Scala, su ciclo de “arqueología musical” en búsqueda del Puccini “musicológicamente correcto”. Primero fue Turandot, con el final de Berio; siguió La fanciulla del West, con la orquestación original y en tercer lugar, la primera versión de la Madama Butterfly. Esta temporada le ha tocado el turno a la que podemos llamar Ur-Manon Lescaut (“Manon Lescaut” original).

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería