La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires abrió su temporada 2019



 

El jueves 28 de febrero, la Orquesta Filarmónica inauguró su temporada con un programa atractivo para todo tipo de público: músicos, melómanos, aficionados.
 

 

Por Sabrina Abalo.

PH: Prensa Teatro Colón /Arnaldo Colombaroli.


El jueves 28 de febrero, la Orquesta Filarmónica inauguró su temporada con el CONCIERTO N° 1 PARA PIANO Y ORQUESTA EN SI BEMOL MENOR, OP. 23, de Piotr Ilich Tchaikovsky, una obra que siempre es bien recibida por todo tipo de público: músicos, melómanos, aficionados… el piano estuvo en poder del ucraniano Alexander Romanovsky formando así la primer parte del programa.

Como es ya su costumbre, el director de la orquesta, el maestro Arturo Diemecke rompió el silencio una vez que todos los músicos terminaron de ubicarse. Comentó sobre el programa del presente concierto y simpáticamente pidió al público que se “guarden” las ganas de aplaudir entre movimientos para luego poder “desquitarse” en el final.

La sala fue invadida por los primeros 4 sonidos tan característicos que realizan los cornos del 1º movimiento “Allegro non troppo e Molto maestoso – Allegro con spirito”  creándose una atmosfera muy placentera para el espectador.

El pianista tuvo su primera intervención destacando una gran habilidad y manejo del instrumento que se terminó de establecer en el final del movimiento. Los pasajes mas comprometidos fueron abordados con impecable resolución, claridad y soltura, mientras que la orquesta acompañó en forma sostenida y constante toda esta parte, pudiéndose sentir por momentos lo que el propio Tchaikovsky definió como “una lucha de poder entre 2 fuerzas iguales” refiriéndose al piano y a la orquesta.

La cadencia del piano que da lugar al término del primer movimiento se escuchó con grandes contrastes de matices, sonidos claros, agilidad y precisión notándose la destreza que describí al principio, gran final con orquesta incluida; los últimos acordes, la intervención pianística y la dirección de la batuta lograron la  fuerza turbulenta de esta culminación que es digno de un final real de obra.

Ante semejante conclusión sonora, el comienzo del 2do. movimiento “Andantino semplice” fue lo mas flojo de la noche. Un gran desafío para la flauta, cuya melodía sonó desganada, calante, como escondida dentro de la obra. Luego la conversación calma y agradable que surge entre el piano, el oboe y la base de las cuerdas fue el momento mas romántico, sin dudas, terminando de esta manera el movimiento.

Romanovsky apenas toca la orquesta una pequeña introducción, marca la entrada del piano del 3er y último movimiento con gran soltura y comodidad, recorriendo casi todo el registro del instrumento con velocidad y sonidos claramente definidos. La orquesta estuvo a la altura de un piano temperamental marcando con los últimos compases el final de una obra con una interpretación acorde a las expectativas auditivas del primer Concierto de la temporada.

Alexander Romanovsky probablemente pasó la prueba de la calidez de los aplausos del público y fue reclamado 3 veces  para volver al escenario cumpliendo con un Preludio de Bach en Si menor como Bis. El pianista saludó agradecido delante del escenario casi con una presencia tímida, que parecía contrastar  con la interacción en el piano segundos antes.

 

Al comenzar la segunda parte del programa previsto, Diemecke anunció a la sala la triste noticia del fallecimiento del Maestro André Previn, seguramente enterado del hecho en el intervalo, lo compartió con el público y pidió un minuto de aplausos pensando en la trayectoria de los grandes artistas.

 

Una segunda parte muy atractiva de la mano del compositor Alexander Borodin, uno de los grandes referentes del nacionalismo ruso. El programa se completó con una selección de la ópera “El Príncipe Igor” siendo estas 1) Obertura 2) Marcha 3) Coro de las jóvenes polovtsianas 4) Danza de las jóvenes polovtsianas 5) Danzas polovtsianas  con la presencia de la solista Jaquelina Livieri

En la Obertura se escuchó  un canto armonioso y sutil de los cellos, impecable Marcha con un final muy bien marcado, el coro a cargo del  Estable del Teatro Colón sonó muy correcto destacándose en esta ocasión mucho mas las voces femeninas que las masculinas. Por su parte la soprano Livieri con un color de voz mas bien oscuro,  tuvo un sólido desenvolvimiento, su delicada performance marcó el instante mas agradable al oído cuando jugaba con las contramelodías del oboe.

Un atractivo visual muy lindo, fue observar a los dos primeros cellos de la fila tocando con vehemencia los pasajes mas enérgicos de las últimas danzas cerrando de esta manera la orquesta con un tutti  majestuoso.

 




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Gran noche para La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires y la solista Lilya Zilberstein
Reseñas

Gran noche para La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires y la solista Lilya Zilberstein

La eximia pianista rusa mostró una arrolladora versión de la Rapsodia de Rachmaninov sobre un tema de Paganini y por su parte la OFBA brilló con la Sinfonía nº 9 de Anton Bruckner

Un barbero refrescante y solar en el Teatro de la Fenice de Venecia
Reseñas

Un barbero refrescante y solar en el Teatro de la Fenice de Venecia

Dicen los expertos, que El barbero de Sevilla sigue siendo una de las óperas más populares; en las estadísticas aparece como la novena de las cien óperas más representadas en el período 2005-2010, siendo la novena en italiano y la primera de Rossini.

 El Teatro La Fenice repone Madame Butterfly para una nueva edición de su Biennale
Reseñas

El Teatro La Fenice repone Madame Butterfly para una nueva edición de su Biennale

Una noche en La Fenice va mucho más allá incluso de la propia ópera y tendrá que disculparme el maestro Puccini tan recordado e interpretado hoy en día. Es una aventura casi cósmica, porque nos retrotrae al pasado de todas las veces que hemos gozado de esta música y nos pone en la pista de despegue, donde el futuro nos traerá reconocibles pero distintas palpitaciones. En un marco de fábula, porque la mejor puesta en escena es la propia sala, sus recuerdos y su amplio y revisitado territorio pasional.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería