Diez años de la Compañía Oblicua.



 

Quienes fuimos alumnos de Marcelo Delgado en la Facultad de Música de la UCA en 2005 conocimos a una especie de hombre-orquesta de la música contemporánea. Qué irónia, siendo un género tan camarístico. Compositor, director de ensambles y coros, docente, curador y gestor de espacios para producir y promover.

Entre sus proyectos más pujantes se encontraba la Compañía Oblicua, ensamble instrumental de elenco móvil especializado en música contemporánea, que transitaba su segundo año de actividad pero que parecía asentada en una experiencia mucho más extensa; su música sonaba increíble y su agenda estaba siempre bullendo de novedades y agitando el ambiente de las nuevas músicas.

Este año cumple una década de actividad, y sigo pensando que parece más tiempo. Como el programa de Delgado en Radio Nacional Clásica, OMNI, la Compañía parece, por momentos, omnipresente y omnívora.

Incontables son los conciertos que ofrecieron en todos los espacios disponibles de Buenos Aires, acercándonos obras capitales del siglo XX y XXI, y apostando a las músicas nuevas locales. Esto último es seguramente el aporte más generoso: Entre 2008 y 2011, el alto nivel interpretativo de cada uno de los oblicuos estuvo al servicio de la música de compositores jóvenes, bajo la guía de Gerardo Gandini en el contexto de la Beca Melos.

Para celebrar diez años de música, la Oblicua programó un ciclo anual en la Usina del Arte.

El sábado 26 de abril tuvo lugar el primer concierto, que comenzó con el hermoso cuarteto para tres percusionistas y flauta An idyll for the misbegotten, de George Crumb. Esta obra incluye un fragmento de Syrinx de Claude Debussy, y una contundente batería de parches, incluyendo gran cassa, que tiene un rol central en el clima de la obra.

Entre las obras recientes, la Compañía presentó Pärte de Arvo, de Alex Elgier, para piano y dispositivo de vibración aplicado a las cuerdas, una original elaboración de materiales del compositor estonio Arvo Pärt, y Cinque ricercari del italiano Marco Bonechi, construido a partir del tema de la sonata para violoncello de György Ligeti.

El estreno de Colores congelados, de Marcelo Delgado, demostró lo mejor del lenguaje del compositor. Una amplísima imaginación gestual y tímbrica componen esta obra, inspirada en versos de Luis Alberto Spinetta.

El concierto cerró con una obra que alude al folclore mapuche, Suite pewenche del chileno Eduardo Cáceres, fruto de la convivencia del compositor con este pueblo y sus tradiciones.

Los próximos tres conciertos son también muy prometedores. El 14 de junio, Das Atmende Klarsein, de Luigi Nono, con el Coro Zahir invitado; el 30 de agosto, La historia del soldado de Stravinsky, con video de Valentín Pelisch; y el concierto final incluye la fantástica Hout de Louis Andriessen y encargos de los compositores Patricia Martínez, Diego Taranto y Marcos Franciosi.

Todos los conciertos, con entrada gratuita, en el fantástico auditorio de la Usina del Arte. Muy recomendable.

 

Por Sebastián Pozzi-Azzaro




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Ramin Djawadi, el verdadero dueño del trono
nota

Ramin Djawadi, el verdadero dueño del trono

La última temporada de Game of Thrones mantiene en vilo a millones de fanáticos alrededor del mundo. Dragones, zombies, magia, traiciones, espadas legendarias. La serie de HBO parece tenerlo todo, pero su impacto no sería el mismo sin su arma secreta: Ramin Djawadi. Conocé al compositor responsable de la verdadera Canción de Fuego y Hielo.

El Jazz en la Música Clásica
nota

El Jazz en la Música Clásica

La fecha del 30 de abril como el Día Internacional del Jazz fue proclamada por la Conferencia General de la UNESCO en noviembre de 2011. En esta nota compartimos algunos ejemplos de cómo el Jazz fue tratado por compositores de Música Académica.

Festival Konex de Música Clásica, un festival para enamorarse.
nota

Festival Konex de Música Clásica, un festival para enamorarse.

Como ya se ha vuelto una grata costumbre, este año vuelve a Ciudad Cultural Konex el Festival de Música Clásica que organiza la Fundación en conjunto con Fundecua, bajo la dirección artística de Andrea Merenzon. No se trata de una edición más, sino a de la N°5, aunque por la magnitud e importancia que ha adquirido en todo este tiempo, en nuestro imaginario son muchos años más.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería