El liviano peso de la tradición: la Orquesta de Cámara de Viena en el Teatro Colón



PH: Liliana Morsia

Con la presentación del eximio ensamble de cuerdas vienés, el Mozarteum Argentino cierra una nueva temporada de conciertos y visitas internacionales en el Teatro Colón.

 

Por Iván Gordin.

 

Viena es, indudablemente, uno de las capitales más importantes de música académica a nivel mundial. Hablar de la ciudad austríaca, es también hablar del epicentro donde surgieron algunos de los compositores e intérpretes más relevantes de los siglo XIX y XX.  En sus escuelas convivieron Haydn, Beethoven, Schoenberg, Webern; y claro está, el orgullo nacional: Wolfgang Amadeus Mozart. Es decir, cuando se trata de algún concierto procedente de esta urbe europea, las expectativas son altísimas; y aún más en un teatro como el Colón. En esta oportunidad, los encargados de llevar adelante este legado fueron los músicos de la Orquesta de Cámara de Viena, a los cuales -en términos futboleros- no les “pesó la camiseta”. Ni un poquito.

La prestigiosa orquesta, fundada en 1946, presentó en el mítico escenario porteño un repertorio estilísticamente variado pero siempre anclado en la omnipresente figura de Mozart. Así fue que su director, el también vienés y rutilante pianista, Stefan Vladar (53) condujo a sus colegas -y al público- a través de una receta balanceada de sonoridades clásicas y modernas. En este sentido, la velada comenzó en los terrenos sinuosos de Stravinsky, avanzó en los pantanos modernistas de Arvo Pärt y llegó hasta los dramáticos fiordos de Edvarg Grieg gracias al paso firme y ameno al que nos tiene acostumbrado Wolfgang Amadeus.

El público asistente también tuvo la posibilidad de disfrutar de los dotes pianísticos de Vladar -un prodigio con largo pedigree-. Primero, en una precisa interpretación del Concierto para piano y orquesta n°12 de Mozart y luego, en el primer bis, con una delicada ejecución de Liszt. Por el lado de la orquesta (de un altísimo nivel), deben destacarse el violín de Zoran Nogic y la viola de Anett Homoki, quienes otorgaron altas performances en obras donde sus instrumentos son trascendentales.

La Orquesta de Cámara de Orquesta volverá a presentarse este miércoles 14 de noviembre para dar el último concierto del año. Esta vez, el repertorio encontrará a Britten y Dvorák. A los asistentes les decimos que no teman, a estos músicos la tradición no les pesa.

 

 

Miércoles 14 de noviembre

20 hs. Teatro Colón – Mozarteum Argentino. Segundo Ciclo - Orquesta de Cámara de Viena, Director y piano: Stefan Vladar. Repertorio integrado por la Simple Symphony, Op. 4, de Benjamin Britten; el Concierto para piano y orquesta nº12, en La mayor, KV 414 y el Divertimento en Re mayor, KV. 136, de Mozart; y la Serenata para cuerdas, Op. 22, de Dvorák. Localidades en: https://mozarteumargentino.org/




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Y al tercer mes, el Real resucitó
Reseñas

Y al tercer mes, el Real resucitó

El Teatro Real de Madrid ha vuelto a la vida tras el parón obligado por la pandemia Covid 19. Y lo ha hecho con muchas medidas de precaución, todas muy estudiadas y realizadas con precisión. Desde establecer tramos horarios para la entrada según las ubicaciones de las localidades a salidas ordenadas por filas a fin de evitar aglomeraciones.

La última Giselle antes del covid-19 en la Ópera de París
Reseñas

La última Giselle antes del covid-19 en la Ópera de París

En Febrero de este año, justo antes de esta pandemia mundial en la que prácticamente el globo entero quedó confinado a la reclusión en sus respectivos hogares, tuve el honor y la suerte de encontrarme en Francia, en el mismo momento en que en la Ópera de París se daría (sin que supiéramos aún) una última función de ballet, en esta oportunidad se deleitó al público asistente con la magnífica obra Giselle. Al día siguiente de la función me recibió en su camerino Ludmila Pagliero, la Étoile elegida para dar vida al rol principal.

Star Wars, una nueva esperanza, en concierto
Reseñas

Star Wars, una nueva esperanza, en concierto

El Teatro Colón ha ofrecido en muchas otras oportunidades la posibilidad de unir lo que se ve en la pantalla cinematográfica con música en vivo. En general han sido bien elegidas y fueron un aporte interesante. Al azar: “Koyaaniskatsi”, cuyas vertiginosas imágenes fueron acompañadas por la música de Philip Glass dirigiendo el autor un grupo instrumental; las tres películas mudas de Luis Buñuel con la música de Martín Matalón; más lejos en el tiempo, el mismo compositor argentino realizó una musicalización de la obra maestra muda de Fritz Lang, “Metrópolis”; y creo recordar otra obra de Lang, “Los Nibelungos”, vista en el Colón aunque con música de otro compositor.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería