Ennio Morricone, 91 años de gloria



 

Despedimos al nonagenario músico italiano repasando cuatro composiciones inolvidables.

 

El 10 de noviembre de 1928 no es un fecha más en el calendario. Aquel día nació un verdadero prócer, un prócer que reúne melómanos y cinéfilos alrededor del mundo. El mejor y más grande compositor cinematográfico de todos los tiempos: Ennio Morricone. El 6 de julio de 2020 tampoco será una fecha más en el calendario. “Al amanecer del 6 de julio, en Roma, con el consuelo de la fe, murió Ennio Morricone”. Así lo anunció esta mañana,en nombre de la familia, el representante del compositor. 

Para nosotros no es una jornada cualquiera; por eso, vamos a rememorar cuatro obras magnánimas de su prolífica y extensísima carrera.

 

 

Por un puñado de dólares (Per un pugno di dolari, Sergio Leone, 1964)

 

 

El Viejo Oeste queda en Italia y así es como suena, italiano. Sergio Leone nunca hubiera podido reformular el género si no hubiese contado con la música de Morricone para su legendaria “Trilogía del dólar”. Morricone agrega silbidos, látigos, campanas, trompetas, guitarras eléctricas y, de esta manera, crea la música de duelo por excelencia. Algunos rumores dicen que Leone narraba la historia en voz alta y Ennio se ponía a trabajar así sin más, demostrando que la música es un elemento esencial en la construcción de un relato.

 


 

Érase una vez en el Oeste (C’era una volta il West, Sergio Leone, 1968)

 

 

No íbamos a hablar de los westerns de Leone sin mencionar al más épico de todos y al que muchos consideran como su opus magno. Obviamente, el protagonismo musical se lo lleva la inquietante armónica de Charles Bronson, la cual confirma la coautoría de Morricone, y uno de los ejemplos más brillantes de como un elemento sonoro puede ser aplicado de manera integral, tanto a la esfera narrativa, como a la esfera de la simple contemplación.

 


 

La Misión (The Mission, Roland Joffé, 1986)

 

 

En sintonía con la temática del film y con la costumbre de sumar instrumentaciones heterodoxas (misión jesuita en sudamérica), Morricone escribe una partitura atmosférica y melódica accesible que no hace más que elevar el film de Roland Joffé. La obra condensa el sonido sinfónico de la Orquesta Sinfónica de Londres con la impronta autóctona de sicus, tambores y guitarras acústicas. La Misión es uno de las bandas sonoras más exitosas del compositor y reconocidas; multipremiada y con récords de ventas a nivel mundial.

 


 

Cinema Paradiso (Nuovo Cinema Paradiso, Giuseppe Tornatore, 1989)

 

 

Preparen sus pañuelos, porque van a llorar. Sin duda alguna, una de las películas más lacrimógenas de todos los tiempos. Si usted no lloró, es un robot.

La escena final, una de las mejores de la historia del cine, no sería lo mismo sin la perfecta pieza musical del señor Ennio Morricone. Emotiva y grandilocuente, una melodía inigualable que se traduce en nostalgia y romance.
 

Por Iván Gordin.




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


La canción que John Lennon escribió inspirado en Beethoven
nota

La canción que John Lennon escribió inspirado en Beethoven

Si leemos sobre los métodos de composición de Los Beatles nos damos cuenta de que obtuvieron ideas de todas partes. Aquí te mostramos como Beethoven también ha inspirado a John Lennon en una canción que luego sería uno de los grandes éxitos de los cuatro de Liverpool.

La pandemia que cambió para siempre a la música
nota

La pandemia que cambió para siempre a la música

Hace seiscientos años un virus azotó con fuerza al mundo occidental. Una enfermedad tan mortal que en solo unos pocos años exterminó a la mitad de la población de Eurasia. La peste negra tuvo un tremendo impacto en la historia de occidente y la música, obviamente, no fue la excepción. El incipiente ámbito musical de esa época atestiguó algunos eventos más que extraños y, paradójicamente, germinó lo que hoy conocemos como música clásica.

Melomanía en la era digital
nota

Melomanía en la era digital

Gracias a la revolución digital, los melómanos tenemos acceso a una cantidad inimaginable de obras y artistas. Lo que antes era inconseguible, hoy se encuentra a la inmediata distancia de un clic. No obstante, este mundo de plataformas, algoritmos y aparente panacea de escucha democrática sigue estando en deuda con los amantes de la música clásica.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería