Un hermoso fin de etapa para Karina Olmedo



La primera bailarina Karina Olmedo se despidió del Teatro Colón con un gran estreno para este Teatro: La Viuda Alegre. Es un Ballet en tres actos con música de Franz Lehár y coreografía de Ronald Hynd, basado en un libreto original de Leo Stein y Víctor León, adaptado por Sir Robert Helpmann y el propio coreógrafo; un estreno para el Teatro Colón, con producción invitada, del Joburg Ballet (Johannesburgo, Sudáfrica).

 

4 de agosto de 2018 - TEATRO COLÓN


Por Luz Lassalle

 

La despedida de la gran figura, que culminó esta etapa de su carrera interpretando a Hanna, personaje principal de La Viuda Alegre, se lleva de regalo realizar los ensayos con Ronald Hynd,  quien fuera el compositor coreográfico designado por Robert Helpmann allá por la década del 70.

Durante el prólogo de La Viuda Alegre, se entreteje la temática de la obra: un ducado de ficción en quiebra, Pontevedro, y una oportunidad de que se salve de la ruina si logran la unión en nupcias del Conde Danilo con la reciente viuda Hanna, heredera de una gran fortuna. Claramente, más allá de la simpática escena llena “humor danzado”, las expectativas están puestas en la llegada de Hanna, Karina Olmedo, la esperada viuda, que se hará presente en el primer acto. Se transforma el escenario, con esa magia a la que nos tiene acostumbrados el Teatro Colón, para pasar de una oficina de época al gran salón de baile de la embajada. Van llegando los invitados al festejo, comienza a sonar un Grand Vals, bajo la batuta del director musical invitado, Manuel Coves. No faltarán pirouettes, saltos y varios entrechats. La llegada de Karina es esplendorosa, la sala del Teatro estalla en aplausos cuando hace su aparición bajando por las elegantes escaleras, con esa presencia que la caracteriza, más de 30 años pisando este escenario; ésta es una función especial, es su función.
 

La trama continúa con un amor no correspondido en el pasado, que tiene una nueva oportunidad en el presente, y con enormes beneficios para el ducado en cuestión, en el caso de concretarse la unión. Pudimos observar una gran interpretación del personaje por parte de Karina donde despliega todo su potencial artístico, ya que Hanna pasa de ser una viuda con impactante glamour a aquella doncella que fue en otro tiempo, y que  lleva consigo el dolor de un amor juvenil "que no fue", aún con un destello de despecho, pero que en el fondo de su corazón anhela el amor de Danilo. Todos estos matices emocionales son los que atraviesa este particular personaje, y si bien es la primera vez que Karina se encuentra interpretando este papel, sus dotes como actriz se destacan desde este punto de vista ya que logra encarnar en cada uno de los sentimientos de Hanna, arrastrando con ella la emotividad del público.

 

El segundo acto tiene lugar en  la mansión de la viuda donde acontece una fiesta en los jardines de su villa parisina; ella y todos los invitados usan trajes típicos de Pontevedro, bailan sus danza características, se celebra el aniversario del gran duque a la usanza del país. No falta en este hermoso acto los trajes coloridos, los desplazamientos y diferentes formaciones que va adoptando el cuerpo de baile; es así como con una trama complicada, pero no menos divertida, vemos amoríos, engaños, confusiones y enojos entre los personajes principales, concluyendo con la certeza de que el verdadero amor sigue intacto.


El tercer acto está teñido del encanto francés; transcurre en  un famoso restaurante parisino, con un vigoroso can-can y sus típicos grands battements y grands écarts característicos de dicha danza, y por supuesto el infaltable champagne que pone a todos a la altura de las circunstancias. Festejos, alegría,  pero entre tanta euforia brotan lo celos de los desengaños, hasta que un reto a duelo entre los dos galanes de esta historia pone de manifiesto las confusiones de amor y desenmascara al verdadero amor, se da aquí lugar a un magnífico  Vals con un romántico pas de quatre que pasará a un distinguido pas de deux  manifestando las aptitudes técnicas e interpretativas de de esta gran bailarina, sus posiciones, sus pirouettes y equilibrios, muy bien acompañada en esta ocasión por Juan Pablo Ledo en el papel de Danilo.

Durante toda la historia se revela una trama paralela a la principal, referida al amor oculto entre Valencienne (Carla Vincelli) la mujer del Barón Mirko Zeta (Igor Gopkalo), y el agregado francés a la embajada, Camille de Rosillion (Edgardo Trabalón). Esta historia subyacente se entrelaza con la principal hasta interferir, poniendo en riesgo de alguna manera la historia de amor de los personajes principales. Su conclusión, será sorpresiva ya que no sólo prevalece el amor verdadero por sobre la unión por convenio, si no que el Barón con su grandeza acepta compartir el amor de su esposa con Camille.

Cuando todo parece haber terminado falta lo más emotivo de esta Gala. Con una lluvia de rosas despide el Teatro Colón a Karina Olmedo, acompañada de su papá y sus dos hijas; y no falta su compañero de vida (Nahuel Prozzi), bailarín del Ballet Estable del Teatro, con quien compartieron este escenario por última vez, pero solo éste, porque les queda mucho por brindar a este público agradecido, que se queda aplaudiendo mientras ella realiza toda clase de révérences, agradecida también, por tanto amor recibido. Realmente un hermoso fin de etapa para esta brillante Bailarina.


 



DIRECTORA DEL BALLET ESTABLE DEL TEATRO COLÓN: Paloma Herrera

DIRECTOR MUSICAL INVITADO: Manuel Coves

COREOGRAFÍA: Ronald Hynd

REPOSICIÓN COREOGRÁFICA: Steven John Woodgate

DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA Y VESTUARIO: Desmond Heeley

DISEÑO DE ILUMINACIÓN: Rubén Conde

 

PRODUCCIÓN INVITADA: Joburg Ballet (Johannesburgo, Sudáfrica)

 

Reparto

 

HANNA GLAWARI: Karina Olmedo

CONDE DANILO: Juan Pablo Ledo

VALENCIENNE: Carla Vincelli

CAMILLE DE ROSILLION: Edgardo Trabalón

BARÓN ZETA:  Igor Gopkalo

 

FOTOGRAFÍA:  Máximo Parpagnoli - Teatro Colón

 



Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Compagnia Zappalà Danza, una interesante experiencia
Reseñas

Compagnia Zappalà Danza, una interesante experiencia

El 10º Festival Buenos Aires Danza Contemporánea es gigantesco y va del 9 al 17 de Octubre. Completamente inabarcable (como el BAFICI), revela que hay un mundo off de la danza realmente enorme. Roxana Grinstein es la Directora y el comité de selección estuvo conformado por Gerardo Litvak, Soledad Pérez Tranmar y Carlos Trunsky. Toda la programación es gratuita y está esparcida por numerosos lugares de la CABA. No sólo hay espectáculos, también residencias, talleres y seminarios.

Wang, Balat y Skolarski: Tres maneras de tocar muy bien el piano
Reseñas

Wang, Balat y Skolarski: Tres maneras de tocar muy bien el piano

En sólo 8 días se escucharon 3 pianistas de categoría: Konrad Skolarski el 3 de octubre para Chopiniana en el Auditorio de la Fundación Beethoven; Yuja Wang para los dos ciclos del Mozarteum en el Colón el 8 y el 10; y Marcelo Balat para Conciertos del Mediodía del Mozarteum en la Sala Argentina del CCK.

Ekaterina Semenchuk, la mezzo rusa que sedujo al público de la Zarzuela de Madrid
Reseñas

Ekaterina Semenchuk, la mezzo rusa que sedujo al público de la Zarzuela de Madrid

Como anuncian desde el Teatro de la Zarzuela, “De la coloreada escritura de Rimski a la sensual pátina de Chaikovski pasando por la severa concentración de Músorgski, el toque descriptivo de Borodin y las viñetas populares de Cui o Balákirev. Para cantar tan rica música, la oscura, prieta, rotunda y contundente voz de EkaterinaSemenchuk, una mezzo de grandes hechuras, de expresividad muy directa, de probada autenticidad, con la que colabora el pianista SemjonSkigin”. Una información detalladísima y muy didáctica se completa con el programa de mano de Cristina Aguilar.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería