Entrevista a Nelson Goerner: Lo que cuenta es lo que está entre las notas.



Compartimos un adelanto de lo que fue la entrevista a Nelson Goerner, que se presentará junto a la Orchestre de la Suisse Romande, una de las orquestas europeas más prestigiosas, para el Mozarteum Argentino en el Teatro Colón.

El pianista argentino interpretará  el Concierto en sol de Maurice Ravel y aquí compartimos la parte de la entrevista en la que nos cuenta sobre la búsqueda de su propia voz y las expectativas para el concierto.

 

 

¿Qué opinás de la moda que existe desde hace algunos años en la que pianistas, y músicos en general, además de ser talentosos parecieran estar obligados a darle mucha importancia a la imagen y al marketing?

Hay que concentrarse en lo esencial. La propia promoción lleva muchísimo tiempo. Es difícil juzgar porque es el mundo en el que vivimos. No quiero tampoco que suene a moralista pero reconozco que es una dificultad añadida porque lleva mucha energía que te descentra, te saca de lo esencial y eso es lo que deploro.

Yo siempre traté, muchas veces me costó enormemente, de que todo eso no me distraiga de lo que considero es lo esencial. Mi vida es la música y siempre tuve la ambición y el deseo de convertirme en un verdadero artista. Cada vez más grande. Y para eso hay que renunciar a muchas cosas.

 

¿Seguís buscando tu voz al interpretar?

Siento que al interpretar tengo mi propia visión y voz, aunque sigo en búsqueda permanente. La búsqueda no para en ningún momento porque si no la cultivás, deja de existir.

 

¿Cómo se hace para expresar la idea del compositor pero al mismo tiempo aportar la voz propia?

Ahí reside la dificultad. No creo en lo objetivo de la interpretación. Te puedo citar el caso de infinidad de pianistas que creían de buena fe que tocaban lo que estaba escrito y sin embargo escuchás inmediatamente a otro pianista que pensaba lo mismo, con igual buena fe, y sin embargo suena completamente distinto.

La objetividad es sólo un ideal utópico que no existe. Todos somos subjetivos, en la interpretación es lo mismo. Hay pautas en la partitura, pero como decían los mismos autores: lo esencial no puede expresarse gráficamente. Lo que cuenta es lo que está entre las notas. Ahí reside el arte. Y lo difícil es justamente esa fusión entre lo que creemos que está allí encerrado en la partitura y que hay que ir a buscarlo o nuestra intuición de intérpretes en el trabajo, en la profundización y la búsqueda. Le tenés que entregar tu personalidad, tu sangre, por así decirlo.

 

Y eso es lo complicado...

Sí. Esa fusión. Y que el ego o tu propio afán de expresión no entre en contradicción con el espíritu de la obra.

 

Es una búsqueda de toda la vida...

Sí.

 

Grabaste una gran cantidad de discos, con distintos repertorios y músicos ¿Qué es lo que más te gusta de la experiencia de grabar?

Concentrarme por un largo periodo de tiempo en algunas obras, en un autor. Porque por lo general los álbumes hoy tienden a ser monográficos. Y la actividad en el estudio corre paralela a los conciertos, eso hace que se produzca una gran focalización, ya que lo programás para tocarlo en público y así llegar al momento de la grabación con mucha experiencia de haber vivido con esas obras y de haberlas tocado mucho. Eso es lo que más me gusta. Se convierte en una especie de mini universo durante un cierto tiempo.

 

¿Cuál fue la mayor enseñanza que te dejaron tus maestros?

La honestidad y dedicación hacia la música. Y eso lo transmitió cada uno a su manera, y la fuerza de defender lo que considerás es tu verdad.

 

Si tuvieras que decirle un consejo a un estudiante de piano ¿Cuál sería?

No dejarse llevar por lo fácil. Muchas veces la superficialidad tiene resultados mucho más rápidos que el camino de la profundización. Es algo que no tiene tiempo.

 

¿Y qué es lo que nunca hay que decirle a un estudiante?

Se trata de cultivar las condiciones que tiene y no de imprimirle el peso de tu personalidad. Eso es respetar al alumno. Lo que mejor puede hacer un maestro es saber desarrollar las condiciones del alumno, orientarlo, pero no por imposición.

 

¿Cuál es tu relación con la música contemporánea?

Relativamente poca.

 

¿Por una cuestión de gustos o de tiempo?

No se puede tocar todo. Y al elegir siempre vuelvo hacia la música con la que tengo mayor afinidad, y ahí la elección se produce sola.

 

 

¿Qué obra que no tocaste nunca tenés ganas de interpretar?

Muchas. Hay varias de Bach que todavía no toqué. También “Cuadros de una exposición” de Musorgsky, que estudié pero no toqué. Los conciertos de Bartok para piano y orquesta tampoco los toqué en público.

 

¿Por qué razón no las has tocado todavía?

Siempre hay una razón por la cual no abordás una obra: a lo mejor no existió esa especie de llamado en el cual decís “este es el momento, puedo probar a ver qué pasa”. Y uno ahí se mete. Pero si ese momento no llega es inútil forzarlo.

 

¿Tiene que ver con la cuestión de las imposiciones en cuanto a los compromisos quizás?

Imposiciones hay muchas, sobre todo cuando uno empieza. Es lógico que a un joven le van a decir “mirá a nosotros nos gustaría escuchar un programa de Chopin y de Schumann”, y a lo mejor estabas preparando o pensando otra cosa. Sí, eso existe.

 

Pero hoy por hoy es tu elección...

Hoy por hoy elijo yo. Aunque no soy cerrado a sugerencias, sobre todo si siento que puedo hacer algo.

 

¿Qué nos podés contar del concierto de Ravel?

Es una obra que llevo ya más de veinte años tocando. Así que es una parte importante, en lo que años se refiere, de haberla estudiado, haberla dejado descansar y haber vuelto a estudiarla.

 

¿Fue cambiando la visión, la interpretación de esta obra?

Siempre cambia, nunca es igual. Justamente una de las cosas que más me entusiasman del trabajo cuando me siento al piano es ver qué voy a descubrir hoy.

No lo tomo como algo de que “tengo que retomar una obra”. Sí, tendré que retomar, pero tengo que volver a estudiarla y es maravilloso hacer eso. No es que abrís el libro y haces así (hace el gesto de sacarle el polvo) y ya está. No, es otra vez sumergirse en ese mundo.

Mientras lo preparaba para esta gira que hacemos con la “Orchestre de la Suisse Romande” me decía: realmente es maravilloso y soy un privilegiado de hacer lo que hago.

 

El concierto de Ravel es excepcional y ese segundo movimiento es un regalo, de una belleza increíble. ¿Lográs abstraerte y dejarte llevar?

Si estoy tocando realmente bien y estoy compenetrado, no soy consciente de lo que sucede alrededor. El concierto es realmente maravilloso. Hace poco lo escuchaba en la versión increíble de Benedetti Michelangeli y es un paradigma.

 

¿Cómo hacés? habiendo escuchado tantas versiones...

Esa especie de problemática, de sentirse influenciado por versiones que uno ha escuchado puede pasar cuando estás en una etapa más de formación. Entonces uno trata de no escuchar mucho porque tiene que encontrarse dentro de la obra.

Pero hoy por hoy siento que todo aporte que me pueda venir de los grandes intérpretes del pasado o actuales es un plus, y no quiere decir que vaya a imitar.

 

¿Cuál es tu expectativa para el concierto?

La de siempre: estar en las mejores disposiciones. Que pueda surgir lo que me dice el concierto de Ravel, lo que siento. Que nada me distraiga y perturbe en la comunicación del mensaje de la obra.

 

¿Qué te dice? Si se puede definir en pocas palabras

Un montón de cosas. Un segundo movimiento donde ya no existe la noción de tiempo ni de espacio, algo que te deja en una especie de atmósfera hipnótica. Y la alegría, la pujanza del primer y tercer movimiento que es implacable.

Por Maxi Luna.

 


 

Bajo la batuta de su titular JONATHAN NOTT, la Orchestre de la Suisse Romande, una de las orquestas europeas más prestigiosas, vuelve a la temporada del Mozarteum Argentino en el Teatro Colón en el marco de la gira con la que festeja su 100° aniversario.

La OSR presentará en estos conciertos dos programas y solistas diferentes: el 7 de mayo actuará junto al pianista argentino Nelson Goerner, y el 8 de mayo con el destacado cellista XAVIER PHILLIPS.

Las entradas pueden ser adquiridas en la boletería del Teatro (Tucumán 1171) y a través de goo.gl/xXye7d




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Verónica Cangemi celebra veinticinco años de carrera internacional
entrevista

Verónica Cangemi celebra veinticinco años de carrera internacional

El sábado 15 de septiembre ofreció un concierto con obras de Mozart, junto a una orquesta dirigida por Gustavo Fontana en el Centro Cultural Kirchner. El repertorio incluyó arias de Don Giovanni -ópera con la que Cangemi hizo su debut en el Teatro Colón en 1993, en el rol de Zerlina- y Las bodas de Fígaro, y también otras joyas menos difundidas de la producción mozartiana, de óperas como Idomeneo, Lucio Silla e Il re pastore.

Conocer nuestra historia es conocernos mejor a nosotros mismos, eso nos brinda la música antigua
entrevista

Conocer nuestra historia es conocernos mejor a nosotros mismos, eso nos brinda la música antigua

Entrevista al músico español José Luis Pastor -considerado uno de los mayores especialistas y pionero en la Cuerda Pulsada Medieval- que se encuentra en Argentina brindando una serie de charlas y conciertos ilustrados con réplicas de instrumentos de época, una variedad de géneros musicales de los siglos XIII al XV, representativos del amplio espectro cultural de la Europa Medieval.

“Es muy importante estar conectado con la música de nuestro tiempo”. Natalia González Figueroa
entrevista

“Es muy importante estar conectado con la música de nuestro tiempo”. Natalia González Figueroa

Este domingo 9 de septiembre, en el Teatro Colón, la pianista Natalia González Figueroa tendrá a su cargo el estreno mundial del “Concierto por tu presencia”, obra para piano y orquesta del compositor argentino Pablo Aguirre, la cual interpretará junto a la Orquesta de Cámara “Artis” dirigida por Marta Luna. Desde MCBA conversamos con Natalia sobre este importante hecho, su vida, su interés en la música argentina y mucho más.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería