Detrás de todo buen cantante, hay un buen repertorista.



Estuvimos conversando con el gran barítono Fabián Veloz y la Maestra italiana Giuliana Panza acerca del labor de los cantantes con sus repertoristas, de las Master Class que estuvieron realizando junto a Sol Lírica y el gran concierto que brindarán como cierre de oro.

Además Fabián nos adelanta su próxima Traviata en el Teatro Colón.

 

La compañía Sol Lírica junto al barítono Fabián Veloz trajeron a la Argentina a la repertorista italiana Mtra. Giuliana Panza. La propuesta se centra en el marco del curso intensivo de repertorio operístico para cantantes profesionales, culminando con un gran concierto en el Museo Nacional de Arte Decorativo, donde recorrerán distintos momentos y períodos de la ópera.

La Maestra Panza se desarrolla como repertorista en el Teatro Comunale Luciano Pavarotti como así también en el Conservatorio y el Teatro Reggio di Parma. A su vez, ha sido acompañante de las Master Class de la reconocida cantante Mirella Freni.

 

¿Cómo comenzó a realizar su labor de repertorista?

Giuliana Panza: Afortunadamente vivo en una ciudad como Módena, que es cuna de la ópera lírica. En Módena toda habla de ópera, es la ciudad de Pavarotti y Mirella Freni. Era muy activa dentro de la vida de música de cámara, pero no comencé enseguida en el mundo de la ópera. De a poco comencé familiarizarme con ese mundo y quedé enamorada. Fui lentamente dejando el resto de mis actividades y  empecé a dedicarme a la  formación de cantantes de ópera en la escuela de Mirella Freni, quien fue una gran maestra.

Ahora trabajo en el Conservatorio de Parma, una academia de alto nivel, donde vienen de todo el mundo a estudiar. También en la ópera de Módena y en el teatro Regio di Parma, dos teatros de una gran importancia.

 

¿Ser repertorista es algo que se decide o que se va dando de a poco?

G.P: Se convirtió en mi trabajo porque gané un concurso en Italia para ser repertorista en el Conservatorio, pero lo que realmente pienso es que para ser a un buen repertorista debés amar la ópera. Esa es la principal razón por la que hago este trabajo, realmente amo trabajar con cantantes, empezando con las palabras, la música y los aspectos teatrales.

Es un trabajo enorme, de intercambio y en equipo, y soy muy afortunada de tener la oportunidad de hacerlo con buenos cantantes y directores. Trabajo mucho con la ópera italiana pero también con la francesa, es lo que más me gusta. Además de los teatros, tengo cantantes que me siguen y me piden que los prepare para algunas óperas, algunos roles, así que estoy muy ocupada.

 

¿Qué se necesita para ser un buen repertorista?

G.P: Amor a lo que haces, primero. Tener un perfecto conocimiento de los aspectos musicales y del texto, una buena preparación cultural, porque tenés que dar la llave para entrar a una partitura, a la palabra, no sólo a la música. Tener una preparación muy completa, no solo musical, sino del estilo, de como cambiar dependiendo del autor, del período y un buen conocimiento de idiomas extranjeros, ya que usualmente tenés que lidiar con repertorio de otros idiomas, ¡así que es un trabajo global!

 

De todos los directores y cantantes con los que ha trabajado recientemente, ¿hay alguno que la haya sorprendido en especial?

G.P: Stefano Ranzani, quien estuvo aquí, me pareció un gran director. Creo que es un gran artista. Estuvimos trabajando en Lucia di Lammermoor y fue fantástico, y es un director muy joven todavía. Trabajamos con los cantantes que van al teatro, con Fabián (Veloz) por supuesto, con Claudio Segura, quien está creciendo mucho. Pero sobre todo italianos: Marco Giaponi, quien ganó el concurso Operalia en la categoría Zarzuela recientemente, lo cual fue un gran logro para nuestro equipo y hacia quien Plácido Domingo tuvo palabras maravillosas. Lo que me llena de orgullo es que alguien le dijo: “por favor, no cambies a tu equipo de coaching…”.

 

¿Es un poco “ingrata” la tarea de repertorista? Trabajando en las “sombras”, los aplausos se los llevan los cantantes, merecidos por cierto, pero poca gente sabe todo el trabajo previo que realizan con ustedes…

G.P: No me molesta realmente… soy una persona muy reservada. No necesito el reconocimiento pero me emociona mucho ver como el trabajo crece, como un cantante que uno preparó llega a destino en el escenario. El buen repertorista tiene que encontrar el camino para que el cantante llegue en óptimas condiciones y de todo lo que tiene para dar, especialmente si es joven.

Fabian Veloz: Acoto algo. El año pasado en I Puritani había un cantante coreano fantástico, con una técnica increíble, pero que tenía muchos problemas con la pronunciación del italiano, y menos para un teatro tradicional como el de Módena. Después de una semana de trabajo con Giuliana cambió radicalmente, y le dije, esto tiene que ver con vos porque se notaba el cambio, cantaba a la italiana, así que hizo un trabajo bárbaro.

 

¿Dónde se conocieron y cómo surge la idea de hacer estás Masterclasess y  concierto en Buenos Aires?

Fabián: Nos conocimos en Módena la primera vez que fui a hacer Rigoletto y entablamos una muy buena relación. Trabajamos mucho sobre ese rol que yo ya había cantado, pero lo mejoramos aún más. Desde ese día vi que era una persona que sabía mucho y que me gustaba como trabajaba. Y como tuve la suerte de volver tres años seguidos, siempre que iba veíamos lo que estaba presentando en ese momento pero incluso también otros roles que tenía que realizar en otros lugares. La adquirí como Coach para todo lo que tuviera que ver con mi carrera en la ópera. El año pasado, que hicimos Puritani surgió la idea de poder traerla a la Argentina, porque me parece que lo que ella aporta a la formación de los cantantes es fundamental. Y, sin que nadie se ofenda ni desmerecer ninguno de los que trabajan acá, que son grandísimos, me parece que en la diversidad está lo rico de aprender en esta carrera, sacar cosas que nos sirvan para crear nuestros roles y a mejorarlos cada día.

Ahí surgió la idea y es una tarea mancomunada con Sol Lírica. Comenzó como una idea mía en Módena y que le comenté a Giuliana, luego le consulté a los chicos que están participando de las clases a ver si les interesaba, les conté quien era Giuliana, era muy difícil explicarles cómo trabaja una persona cuando no la conoces, pero confiaron y aprovecho para agradecerles. Yo estaba convencido de que el resultado iba a ser bueno, y de hecho todos están muy contentos con ella y han logrado un trabajo buenisimo.
 

Ya que aquí están dos de las participantes, cuéntenos su experiencia en estos días...

Rocío Giordano: Lo que dijo Fabián lo resume. Fue encontrar una persona que desde el amor, no sólo a la ópera, ya que tiene una cuestión humana del trato que es preciosa y uno lo agradece, le captó el núcleo a cada uno de lo que estaba necesitando en ese momento. Si eso mejora se abre otra puerta y avanza, y si no mejora, insiste para que sea algo que se grabe y uno pueda llevar un proceso. En sí: una gran capacidad para guiarnos por los nuevos caminos que se desarrollan y siempre con ese amor a la ópera, a la música, y con mucha paciencia y conocimiento. Esa paciencia se agradece porque uno trabaja en paz, sin miedo ni ansiedad por querer demostrar nada. Se genera una relación de un maestro y un cantante-alumno que va a poder sacar algo provechoso de la clase.

Marisú Pavón: Todos tenemos una misma sensación, y para mí es simplemente maravillosa. ¡Nos ha llenado de conocimiento! Y como dijeron, en Argentina hay excelentes repertoristas, pero es una nueva mirada para seguir mejorando y descubriendo dentro de la madurez vocal que uno va teniendo a medida que va pasando el tiempo. Y la verdad es que ella nos aportó lo necesario y lo que veníamos a buscar a esta clase. Resalto también su trato, su amor a la música, una persona muy paciente. Me voy feliz y esperando que vuelva el año que viene.

 

Ahora hablemos del broche de oro, ¿qué se va a escuchar en el concierto de cierre?

F. V: Vamos a mostrar todo lo que hemos podido trabajar en estos días y algunos, en los que me incluyo, incluso debutamos cosas que teníamos guardadas para trabajar con ella y sacarle el mayor provecho posible y así poder dar lo mejor de nosotros. Muchos de los cantantes haremos cosas nuevas y todos van a mostrar lo que pudieron trabajar en estos 10 días, que son poco, pero creo que fue productivo.

G.P: Va a ser un concierto muy lindo con amplio espectro de música de todos los tiempos. Tenemos un rango de cantantes de todo tipo. Arias, solos, dúos, de Rossini a Mozart, Gounod, Giordano… Estamos esperanzados de que va a ser un muy lindo concierto.

 

Fabián, cambiando de tema… luego se viene la Traviata en el Colón, ¿qué nos podés contar?

F.V: Bien, es un proyecto muy lindo. Una Traviata, y nada menos que en el Teatro Colón, con la tradicional puesta de Zefirelli. Espero que la gente pueda disfrutar estas puestas tradicionales, que se han perdido un poco en los tiempos que corren. Vengo de cantarlo en Nápoles, de hecho Giuliana se tomó el trabajo de ir a escucharlo, no como público, sino para ver y mejorar cosas que anotamos y ahora las trabajamos acá. Así que estoy esperanzado en que va a ser una gran producción.
 

Y en cada teatro, con cada puesta, director, repertorista, me imagino que la interpretación va cambiando…

F.V: El cantante tiene su estereotipo de personaje. Yo vengo de hacer un Rigoletto en Chile por ejemplo y cada vez que hice ese papel lo realicé de manera tradicional: jorobado y demás. Pero este Regisseur no quería, así que hay que re adaptarse y trabajar el personaje. Ahí está un poco la riqueza del cantante, que sea flexible a poder a adaptarse a la idea del Regisseur y también al Director Musical. A la idea compartir con los compañeros, por ejemplo poder decir “yo en este momento necesito respirar, por favor respiremos juntos...”. En el fondo, sin duda, el personaje está dentro de uno, pero hay muchas cosas que uno va adaptando y cada versión es distinta porque la construcción en cada situación es otra. No es fácil, pero ahí está la riqueza del cantante. Los directores, los de escena sobre todo, aman u odian a los cantantes… porque te pueden pedir distintas cosas y hay que estar dispuesto a hacerlo.

R. G.: Hay algo muy valioso, como el trabajo que hicimos esta semana, cuando uno llega a tener bien preparado un rol como para salir al escenario, cualquier cosa que te pidan la vas a poder manejar, porque fuiste abriendo todos esos caminos y posibilidades que podía haber: estilísticas, vocales, cambios en la posición de la boca para decir una letra… Se te abre otro panorama. Llega el punto en el que uno llega al escenario y realmente puede jugar con lo que te proponen los directores.

M. P.: Además no solamente lo teatral muta, sino también lo musical y uno que tener esa flexibilidad y capacidad como para salir al escenario.

 


 

Más datos del concierto:

12 de agosto, 20hs., en el Museo de Arte Decorativo (Av. del Libertador 1902).

El público podrá disfrutar del resultado de lo que será una semana intensa de trabajo y aprendizaje. Los cantantes que participarán del concierto serán los siguientes: Fabián Veloz, Marisú Pavón, Gabriela Kreig, Rocío Giordano, Rocío Arbizu, Emiliano Bulacios, Natalia Salardino, Santiago Martinez, Miguel Silva Macías, Ana Sampedro, Gabriel Vacas.

Entradas por Eventbrite En el siguiente link : https://goo.gl/1THmZU.

Valor: $400. Más información en: info@sollirica.com




 



Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Entrevista a Leo Maslíah
entrevista

Entrevista a Leo Maslíah

El viernes 11 de agosto se presentará la ONMA “Juan de Dios Filiberto” en el CCK. Este concierto será el último del Ciclo con solistas latinoamericanos. Y en esta oportunidad el invitado de lujo es Leo Masliah.

Entrevista al barítono italiano Massimo Cavalletti
entrevista

Entrevista al barítono italiano Massimo Cavalletti

Mediodía apacible en el Madrid de los Austrias, muy cerca del Teatro Real, donde el barítono Massimo Cavalletti se refugia para descansar mientras trabaja en la preparación de su participación en el Festival de Savonlinna. Allí, en esta su preciosa casa provisional, me recibe para una charla relajada, donde el clima creado es propicio para las confidencias, pero no todas las preguntas se pueden formular ni tampoco se puede responder siempre a ellas. Mucho queda en el aire, en las fronteras de lo dicho y expresado, guardado, en algún lugar del cosmos, para siempre. Y además y en especial, no volver sobre lo que siempre se le pregunta, sobre lo gastado.

Vivir sin arte es como vivir en una prisión
entrevista

Vivir sin arte es como vivir en una prisión

Entrevista a Ludmila Pagliero, primera bailarina argentina en participar de la Ópera de París en su rol como étoile. Recientemente ganó el Premio Benois, los Óscar de la danza, a la mejor bailarina. Muy pronto se presentará en Argentina.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería