Juan Diego Flores en una noche excepcional



PH: Javier del Real |  Teatro Real

A pesar de que ya no es frecuente ver al cantante peruano haciendo ópera en el coliseo madrileño, el vínculo afectivo entre Juan Diego Flórez y el Teatro Real convierten cada uno de sus conciertos en un acontecimiento único. La velada del 13 de junio cerró el ciclo Voces del Real.

 

Flórez, con voz cristalina y una extraordinaria habilidad para la coloratura, está considerado el mejor tenor ligero de la actualidad e interpretó una muestra del mejor bel canto con arias y canciones junto a la Orquesta Titular del Teatro Real y bajo la dirección de Christopher Franklin. Coorganizado con Juventudes Musicales de Madrid.

El Real, absolutamente lleno y revestido de rostros familiares de todas las clases sociales, más bien de las altas, con posibles, personalidades conocidas y reconocibles, no cabía en sí de algarabía y todos festejaron un gozo compartido, el de estar allí, también el de estar cerca, muy próximo a alguien que no para de trabajar y de devolver, no solo al público sino también a los que lo esperan en Perú para un concierto benéfico el 1 de julio con una disponibilidad poco habitual, los dones que recibió de la naturaleza y coronó con esfuerzo, dedicación y trabajo. Es musical, tremendamente expresivo, con una técnica impresionante, que no se parece a la de nadie. Abstenerse nostálgicos de comparaciones imposibles. El tenor peruano solo es igual a sí mismo. Vestido de traje azul oscuro, zapatos de charol y pajarita o cuando la deja, después del programa establecido, en los bises. Incómodo por la sequedad de Madrid, habló de sus próximos retos y del uso relajado y asumido ante el público de un spray con sal, al que denominó Miami y le ayuda a llevar adelante la climatología de la capital que ronda estos días los 40 grados en primavera.

Efectivamente, en un futuro muy próximo cantará Traviata, Cuentos de Hoffmann, Lucrezia Borgia, Norma y Don Giovanni, entre otras partituras que va incorporando a su ya habitual repertorio, aquel con el que comenzó a deslumbrar a todos los públicos. Como parte de su vida y sus preocupaciones, aparte de su familia, siempre incorporada a sus entrevistas o sus discursos, su proyecto de la Sinfonía del Perú, que cuenta con educación musical para 6000 niños repartidos en 20 escuelas en todo Perú y comenzó en 2011 y de la que hizo una demostración en su concierto del Real del año pasado, auspiciado por Telefónica.

Variado el muestreo operístico escogido esta vez por el tenor ligero, que va buscando la facilidad de un centro vocal más estable, mientras no deja de fascinar con sus sobreagudos, desgranados con facilidad y una técnica vocal impecables que se pudo disfrutar a placer desde la segunda fila de las butacas de patio. Flórez apoya su mano en el vientre, busca un punto de afirmación en el acero del podio, mira hacia arriba y la voz fluye como una cascada de sonidos imparables. Las piruetas de trampolín o trapecio que el público siempre le demanda sin cansarse, como si su canto solo fuera una mezcla de alta pirotecnia y fantasiosidad. Hay mucho más: un legato trabajado, un fiato sorprendente, la línea de canto, la expresividad que transmite y permite compartir en una dicción perfecta todo lo que dice o canta o actúa, porque el artista no solo “emite notas”, sino que representa sus papeles, sus melancolías, los gozos y las oscuridades de personajes que va hilvanando a lo largo de toda la noche.

Un comienzo seguro con la preciosa aria “Pria che spunti..” de Il matrimonio de Cimarosa, dos arias de Mozart, una, “Ich baue ganz…” y a continuación la guerrera “Vado incontro al fato estremo”, del Mitridate, para llegar a las prestaciones, diferentes de Rossini, del Barbero di Siviglia, claro.

Las canciones frescas y lucidas de Leoncavallo, “Aprile”, “Vieni, amor mio” y “Mattinata”, nos envían a una Italia siempre presente en el pensamiento y en el corazón e imaginario colectivo que asume la música italiana, más que otras, como parte de la historia necesaria de la ópera.

“Che gelida manina” de la Bohème estuvo llena de gracia y de ternura, de posibles futuros amorosos compartidos, y el final anunciado llegó con Verdi, “La mia letizia infondere…del Lombardi y de Traviata, “Lunge da lei,,,De miei bollenti spiriti…O mio rimorso”, que tiene en voz para sus próximas cercanas actuaciones.

 

 

Alguna pequeña variación en el programa anunciado nos permitió gozar de la picardía de “Questa o quella” de Rigoletto, mientras para terminar, llegaron cinco “encore”: “Contigo Perú”, “Solo le pido a Dios”, del argentino León Gieco,” Currucucú, Paloma”, de Antonio Méndez acompañado de su guitarra, ya sin pajarita y en absoluta complicidad con un público entregado y enfervorizado que siempre espera más, para retomar con la Orquesta Titular del Teatro Real dirigida por el maestro Christopher Franklin, “Ah mes amis!” de La fille du Régiment con sus nueve does agudos y la ardiente “Granada”de Agustín Lara.

Bien cumplida la labor de la Orquesta Tittular del Teatro Real, al mando de la cual el director Christopher Franklin, realizó una excelente tarea de acompañamiento del solista y tuvo respiros de lucimiento con sus músicos, bien aplaudidos, en los momentos en que sonaron obras únicamente instrumentales. Excelente la relación y la cooperación que estableció con el tenor y destacable la labor de la concertino y el guitarrista en la única composición en que acudió al escenario.

El teatro aplaudió en pie una noche excepcional, aunque esperada, tratándose de la excelencia y entrega a la que nos tiene acostumbrados Juan Diego Flórez.

 

Por Alicia Perris.

 


CONCIERTO DE JUAN DIEGO FLÓREZ. TEATRO REAL. 13 DE JUNIO DE 2017

Programa

PARTE I

Domenico Cimarosa (1749-1801)

Obertura de Il matrimonio segreto

“Pria che spunti in ciel l’aurora”, de Il matrimonio segreto

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)

Obertura de Die Entführung aus dem Serail

“Ich baue ganz auf deine Stärke”, de Die Entführung aus dem Serail

“Vado incontro al fato estremo”, de Mitridate, re di Ponto

Gioachino Rossini (1792-1868)

Obertura de Otello

“Ecco ridente in cielo”, de Il barbiere di Siviglia

“Che ascolto? ahimè… Ah, come mai non senti”, de Otello

 

PARTE II

Ruggero Leoncavallo (1857-1919)

“Aprile”

“Vieni, amor mio”

“Mattinata”

Pietro Mascagni (1863-1945)

Intermezzo, de Cavalleria rusticana

Giacomo Puccini (1858-1924)

“Avete torto… Firenze è come un’albero fiorito”, de Gianni Schicchi

“Che gelida manina”, de La bohème

 

Giuseppe Verdi (1813-1901)

Obertura de Un giorno di regno

“La mia letizia infondere… Come poteva un angelo”, de I lombardi

“”Lunge da lei…De’ miei bollenti spiriti… O mio rimorso”, de La traviata



Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Festival Barenboim 2017 y Mozarteum Argentino: varias citas con música de primer nivel
Reseñas

Festival Barenboim 2017 y Mozarteum Argentino: varias citas con música de primer nivel

Por cuarto año consecutivo, el invierno porteño tuvo su gran festival de música clásica. Como sabemos, y no sería casualidad, esto coincide con el verano europeo, lo cual permite que una orquesta que hoy en día tiene muchos músicos nacidos o que trabajan en Europa, pueda estar en gira unos diez días en Buenos Aires, poniendo a prueba un repertorio que luego harán en varias salas de concierto en distintos países.

Vibrante y emotivo debut de Javier Camarena en el Colón
Reseñas

Vibrante y emotivo debut de Javier Camarena en el Colón

Con un presente brillante y un futuro más que promisorio, el tenor mexicano Javier Camarena llegó por primera vez para cantar en Buenos Aires, en un recital con orquesta junto a la Filarmónica de Buenos Aires. Fue un concierto muy atractivo, donde se pudieron apreciar varias de las razones que lo hacen ser hoy uno de los tenores líricos más solicitados en todo el mundo.

Atractivo Caballero de la Rosa en el Colón
Reseñas

Atractivo Caballero de la Rosa en el Colón

Después de casi dos décadas de ausencia, volvió esta gran ópera de Richard Strauss al escenario del Colón. La espera sin duda no se debe a que sea poco apreciada por el público, sino a que requiere varios cantantes importantes, más un trabajo de preparación orquestal laborioso y de detalle. Son muchos los factores que tienen que conjugarse felizmente para hacerle justicia, y esta producción fue valiosa, aunque probablemente más en el aspecto musical que en el escénico.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería