De compositores y trabajos



 

 



Durante los años setenta en Nueva York, podía suceder de necesitar los servicios de un plomero y, al abrirle la puerta, encontrarse con Philip Glass. O, a principios del siglo XX, entrar en una agencia de seguros y ser atendido por Charles Ives. Muchos habrán visto en las calles de New York publicidades diseñadas por John Cage. Es que muchos de los grandes compositores, clásicos y contemporáneos, no pudieron dedicarle tiempo completo a su labor en la composición. ¡Conocé a algunos de ellos!
 



Philip Glass: Minimalismo y plomería


 

Philip Glass pudo recién a sus 43 años vivir plentamente de su trabajo como compositor. Trabajó como taxista, plomero y mudando muebles mientras creaba sus obras avant-garde como "Música en doce partes" o "Einstein en la playa". Glass elegía trabajo que "no tuvieran sentido" así su espíritu estaba libre para la música.

 

Charles Ives: Un exitoso asegurador


 

El trabajo de Charles Ives como compositor fue ignorado por mucho tiempo durante su vida. Su fusión única entre música popular americana y la música europea no fue reconocida hasta que ganó el premio Pulitzer a los 73 años. Antes de eso, trabajó en la aseguradora Mutual Life Insurance Company y luego cofundó una exitosísima agencia de seguros. Ives se inclinó a la estabilidad familiar que un trabajo regular le permitía y aseguraba: "Si un compositor tiene una mujer e hijos hermosos, cómo puede hacerles pasar hambre con sus disonancias?"

 

Alexander Borodin: Talentoso químico


 

Alexander Borodin fue tan talentoso en la investigación química como en la composición. Su especialidad era la química orgánica y su descubrimiento más importante el de la reacción aldólica (una reacción química de formación de enlaces carbono-carbono). Su descubrimiento sigue utilizándose hoy en día para crear jabones, adhesivos, barnices y medicamentos.

 

Iannis Xenakis: Arquitecto en la música y en la vida


 

Xenakis tenía una obsesión con las formas musicales más complejas y las estructuras arquitectónicas. Estudiaba ingeniería en Atenas, carrera que se vio interrumpida por su exilio en París luego de la Segunda Guerra Mundial. Allí trabajó como ingeniero calculista para el famoso arquitecto Le Corbusier. Finalmente, a los 37 años abandonó la arquitectura para dedicar sus ideas exclusivamente a la música.

 

Antonio Vivaldi: El Cura Rojo


 

Aunque el nombre de Antonio Vivaldi resuene como uno de los compositores más importantes del barroco, su vocación principal era la de cura. Le decían "El cura rojo", por su color de pelo. A causa de su asma, fue eximido de muchas de sus obligaciones, lo que le permitió enseñar violín a los niños huérfanos del Ospedale della Pietà y componer una prolífica cantidad de obras.

 

Ignacy Paderewski: Político por un rato


 

Luego de una larga y exitosa carrera como compositor, a sus 51 años Paderewski se postuló como Primer Ministro de Polonia y ganó las elecciones. A pesar de su victoria, luego de los 11 meses de oficio renunció a su cargo. Acto seguido, volvió a la música y prometió nunca más dejarla.

 

John Cage: Diseñador gráfico


 

John Cage trabajó para una agencia de publicidad neyorkina diseñando tarjetas personales, campañas publicitarias y tarjetas navideñas. También se desempeñó como director de arte y diseñador de tipografías. Sus trabajos como diseñador lo inspiraron en muchos de sus posteriores trabajos, especialmente en su forma de notación.

 

Gustav Holst: Profesor en escuelas
 


 

Holst trabajó como director de música en St Paul’s Girls’ School hasta el final de su vida. También enseñó música en un instituto para mayores. En este período, dedicaba sus fines de semana a escribir obras como "Los Planetas", St Paul’s Suite y Brook Green Suite. Sus estudiantes fueron una gran influencia en su obra.

 

Nikolai Rimsky-Korsakov: Músico en alta mar


 

Mientras Rimsky-Korsakov era reconocido más que nada como compositor, también era oficinista en el ejército naval ruso. Escribió su primera sinfonía mar adentro. Se convirtió en profesor de música en el Conservatorio de San Petesburgo donde enseñó composición y orquestación (siempre utilizaba su uniforme naval mientras daba clases). Se lo honró con un nombramiento especial como Inspector de Bandas. Este puesto, especialmente creado para él, le permitió tener mayores ingresos mientras estaba inactivo en el servicio militar.

 

Por Caro Aliberti.

Fuente: http://www.musicaltoronto.org/2016/02/13/liszts-ten-composers-who-had-day-jobs/




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Temporada 2018 del Mozarteum: Calidad asegurada.
nota

Temporada 2018 del Mozarteum: Calidad asegurada.

Para los aficionados a la música clásica en Buenos Aires hay una gratísima costumbre año tras año: asistir a los conciertos del Mozarteum Argentino en alguno de sus dos abonos en el Teatro Colón. Y no es para menos: la institución ofrece desde hace muchas décadas una garantía de calidad, cumplimiento y sólido criterio.

Hermanados por la música
nota

Hermanados por la música

El 4 de marzo se celebra el día del hermano, daesde MCBA recordamos algunos de los hermanos más famosos de la música clásica.

Salzburgo, una ciudad que late al ritmo de Mozart
nota

Salzburgo, una ciudad que late al ritmo de Mozart

Indudablemente le sobran atributos para justificar su posición como punto turístico. Pero sin duda uno de sus mayores atractivos es el hecho de ser el lugar de nacimiento de uno de los más grandes músicos de todos los tiempos: Wolfgang Amadeus Mozart.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería