Cierre de temporada del Mozarteum Argentino



Por Pablo A. Lucioni

Fotografías: Liliana Morsia (Mozarteum Argentino)

Teatro Colón, miércoles 4/11/2015.

 

 

El cierre de la atractiva temporada 2015 del Mozarteum Argentino iba a ser con la presentación de la reconocida arpista Catrin Finch como solista de la extensión galesa de la Orquesta de la BBC, con dirección de Grant Llewellyn. Finalmente Catrin pudo tocar sólo una de las fechas, y sí llegó a interpretar el “Concierto para arpa” de Ginastera, que a modo de homenaje estaba previsto.

 

La gira Tour Sudamerica 2015 de la Orquesta BBC Nacional de Gales, aparte de presentaciones en Córdoba y Rosario, y las del Colón para el Mozarteum, se combinó con un evento llamado Patagonia 150, en el que dieron conciertos, masterclasses y reuniones educativas en Trelew, Madryn y Gaiman, en la provincia de Chubut. La celebración del vínculo de Gales y la inmigración patagónica le puso una impronta relajada pero no carente de rigor artístico a estos conciertos, donde cierto ánimo festivo estuvo presente aun en la atmósfera del Colón.

El primero de los conciertos previstos, el del lunes 2, no pudo contar con la presencia de Finch, que se encontraba con un problema de salud. Ese era el día en que estaba programado el Concierto de Ginastera (Op.25), pero ella sí se recuperó y estuvo para tocar en la fecha del 4 de noviembre, por lo que los organizadores decidieron reprogramar la obra del compositor argentino que a modo de homenaje por su centenario (en abril de 2016) querían interpretar.  Así que después de una intensa versión de la truculenta "Una noche en el monte Calvo" de Mussorgsky, la fecha del miércoles continuó con la arpista tocando la obra de Ginastera, un trabajo que ya desde su origen tiene un importante vuelo internacional; alcanza recordar que fue estrenado por Eugene Ormandy dirigiendo la Orquesta de Filadelfia. 

 

 

La de los galeses fue una buena versión, con un bello y técnicamente inmaculado trabajo de la solista, que dio vida a esta obra a veces difícil de tipificar, sobre todo por su estilo bastante ecléctico, y en definitiva esa cuestión cosmopolita tan de Ginastera, donde en muchos casos rastrear algún signo de argentinidad, a veces parece totalmente inconducente. Una orquesta precisa, completa y balanceada, con un atractivo entendimiento de la obra acompañó a Finch y le permitió desplegar su arte con plenitud y en toda su expresión.

La segunda parte del concierto fue con una sólida versión de la Sinfonía No. 5 (Op.64) de Tchaikovski. Tal vez con ciertas elecciones particularmente sosegadas de tiempos (como todo el inicio del primer movimiento por ejemplo) no puedan ser compartidas por todos, pero aun en estos casos, se entendía claramente que era para generar un contraste con el Scherzo o con los momentos de tensión, y para acentuar progresiones. En lo técnico la orquesta funcionaba muy bien, con una sección de bronces precisa, de ataques uniformes, unas maderas que no siempre parecían de tan alto nivel, y una sección de cuerdas dócil y expresiva. Fue una buena versión de la Quinta, donde estuvieron todos los condimentos que uno espera escuchar. 

Un comentario aparte amerita la jovialidad de Grant Llewellyn, el director, que en muy digno español se comunicó con el público del Colón, hizo efectivas bromas, ante aplausos fallidos entre movimientos de algunos espectadores no tan conocedores, igual instó a aplaudir en un claro sentido de ¿por qué no? Ni él ni Finch se hacían rogar con los bises, que con los aplausos, ya en la primera reentrada se volvían a disponer para tocar. La orquesta, todo esto explicado en español por Llewellyn, hizo primero una versión de "Libertango" de Piazzolla, con Finch (que atípicamente volvió al final del concierto) tocando en arpa la parte de bandoneón. 

 

 

Fue interesante, y es una pena que en este caso el arpa estuviera ubicada no en posición de solista, sino ya en la derecha y en formación típica sinfónica, porque la flauta cubría demasiado fácil la sonoridad de este instrumento de cuerdas. Luego vino un arreglo sinfónico de "Por una cabeza", donde la orquesta hizo gala de un amplísimo espectro dinámico con las cuerdas, marcando pianísimos extremos afinados y todavía bien fraseados. Para cerrar, la versión orquestal estándar de “Mission Impossible” de Lalo Schifrin, en una compradora pero muy bien ejecutada interpretación.

Sin duda fue un buen concierto, pero más que eso, podría tomarse esto como un excelente ejemplo de cómo hacer un programa sinfónico variado y ameno, con un clásico del romanticismo, pero también con música académica del Siglo XX, con bises destinados a caer bien, pero no por eso preparados sin rigor ni excelencia. Una agrupación galesa que no sólo produce buena música, sino que también demuestra en cada gesto que no tiene por qué estar desprovista de jovialidad.

 

Para saber más:

http://www.patagonia150.org/es/news/la-orquesta-nacional-de-gales-de-la-bbc-sale-de-gira-por-am%C3%A9rica-del-sur

http://www.bbc.co.uk/programmes/articles/1l4dPPhkk6nHWcfMr3HlKXb/south-america-tour-

2015

© Pablo A. Lucioni




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Estreno de Ciudad Caliente, entrevista a Daniel Binelli
Reseñas

Estreno de Ciudad Caliente, entrevista a Daniel Binelli

Recibió su primer bandoneón de la mano de su padre, un músico aficionado. A los 15 años quedó fascinado con la música de Piazzolla tras escucharla en la radio y se propuso tocar como su ídolo, sin saber que muchos años más tarde terminaría tocando a su lado en el mítico sexteto, última formación de Astor. Antes de eso pasó por la orquesta de Osvaldo Pugliese, su “segundo padre”, de quien aprendió mucho más que tango. Empezó a componer desde muy joven y nunca dejó de estudiar y ser “curioso” con todo lo que pasaba en el mundo musical. Este viernes 24 de agosto estrena, junto a destacados solistas y a la Orquesta de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto”, su obra “Ciudad Caliente”. En esta nota charlamos con el gran músico argentino Daniel Binelli sobre este y otros temas.

Netrebko finalmente llegó al Colón
Reseñas

Netrebko finalmente llegó al Colón

Tras años de actos fallidos de grandes cantantes anunciados para los abonos de ópera pero que luego no cantan (Gheorghiu, Herlitzius, Álvarez, Théorin para “Parsifal”, Michael para “Fidelio”), se puede dudar con razón de si se cumplirán los anunciados para los conciertos de “Grandes Intérpretes Internacionales”, pero esta vez la figura más esperada llegó y dio los dos conciertos programados, el del abono y una función extraordinaria, ambas rebosantes de público. Y así llegaron Anna Netrebko y el tenor Yusif Eyvazov, su pareja actual. Sin embargo, se supo que hubo cancelaciones recientes provocadas por un virus que afectó al tenor; por suerte se repuso, ya que era muy contagioso y hubiera podido llegar también a ella.

Una viuda alegre y dos despedidas
Reseñas

Una viuda alegre y dos despedidas

La temporada de ballet del Colón de este año tiene una característica negativa: sólo obras largas. Se deja de lado a una enorme plétora de ballets breves importantes y atrayentes, y aparentemente por una razón económica: los que ocupan toda una velada son más concurridos. Pero si se compara con lo que hacen las grandes compañías del mundo, ninguna programa con ese criterio. Aquí se busca ante todo agotar las entradas con las obras que no fallan y eso sólo lo hacen los teatros mediocres. De los cinco ballets del año sólo uno es nuevo y es el que comento. Los otros son por supuesto obras válidas y no voy a quejarme por ver la versión Macmillan de “Romeo y Julieta”, aunque sí objeto que ahora vayamos a tener todos los años el “Cascanueces” de Nureyev: lo hacen en New York pero con un repertorio anual mucho mayor.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería